Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Versiones ultra eficientes, ¿merecen la pena?

La mayoría de las marcas se han centrado últimamente en ofrecer coches más eficientes con prioridad en consumos y emisiones ofreciendo sistemas ya extendidos como el de parada y arranque o el de regeneración de la energía de frenado.

Pero algunas van más allá ofreciendo alternativas aún más eficientes a sus ya de por sí frugales modelos. Marcas como Volkswagen o Seat cambian incluso elementos de la carrocería para mejorar la aerodinámica con el objetivo de rasgar esas décimas que les hagan ser líderes de la categoría en lo que a consumo se refiere.

 

Sin embargo, las versiones más eficientes suelen ser algo más costosas, y en otros acasos ceden en prestaciones, por lo que tendremos que echar cuentas y comparar las cifras para saber si nos compensan. A continuación te ofrecemos algunos ejemplos.VolkswagenGolfCuando Volkswagen lanzó el último BlueMotion se coronó como el rey de la eficiencia en la categoría. Promete una media de consumo de sólo 3.2 litros cada 100 kilómetros, lo que supone 6 décimas menos que el Golf 1.6 TDI convencional.

Frente a él aporta 5 CV extras y una caja de cambios de 6 velocidades. Además, se ha rebajado la altura de la carrocería, se montan una parrilla y un discreto alerón trasero específico, así como neumáticos de 15 pulgadas de baja resistencia a la rodadura. Por todo ello, la marca cobra 690 euros extras frente al acabado Edition de similar equipamiento.

Dada la diferencia de consumo, necesitaremos más de 100.000 kilómetros para amortizar ese dinero, si bien el BlueMotion es algo más rápido y acelera sensiblemente mejor (10,5 segundos frente a 10,7). Adicionalmente, si lo usamos mucho en carretera, la sexta velocidad nos servirá como marcha de desahogo repercutiendo también en una menor sonoridad a velocidades elevadas.

Seat León

El caso del Seat León es similar, lo único que la firma española cotiza la versión Ecomotive más al alza, pues cuesta 1.070 euros más que el Reference TDI de 105 con igual equipo de serie.

Es cierto que el TDI 110 del Ecomotive procura mejores prestaciones, sobre todo en lo que a recuperaciones se refiere, pues pasa de 80 a 120 km/h en 1,5 segundos menos. Aunque ambos llevan el sistema Start/Stop y el más potente transmisión de 6 velocidades, las mayores diferencias de consumo se dan en ciudad, donde el Ecomotive araña 7 décimas.

Sin embargo, no son suficientes para amortizar a medio plazo la diferencia de precio.

Opel Corsa

Lo del Opel Corsa EcoFlex es curioso, pues hay cambios respecto a la versión normal que llaman la atención. Por un lado, el EcoFlex prescinde de la transmisión de 6 velocidades conformándose con una de cinco, pero sin embargo, su velocidad máxima es superior al Corsa 1.3 CDTi “a secas”. Por otro, su par máximo se reduce de 210 a 190 Nm no afectando al resto de prestaciones. Con todo, la diferencia de consumos es notable, pues el EcoFlex rebaja en 1,1 litros la media del CDTi.

La principal razón es el sistema Start& Stop que le permite pasar de 5,4 a 3,7 litros cada 100 kilómetros en la media en ciclo urbano. En carretera se consiguen reducir siete décimas. La diferencia de precio es de 250 euros, por lo que merece la pena la inversión pese a la transmisión de 5 velocidades.

Renault Mégane

La principal diferencia entre el Mégane 1.5 dCi y el 1.5 dCienergy es el sistema de parada y arranque de este último. Con él, el consumo lógicamente se reduce, en este caso casi un litro (4,4 frente a 3,5), pero también las prestaciones.

Y esto ocurre a pesar de que el par máximo es superior en la versión más “eco” y ambos montan transmisiones de 6 velocidades. Son los desarrollos entonces los que penalizan y hacen que el Mégane más frugal sea algo más de un segundo más lento en el 0-100 km/h y unas décimas en la aceleración larga 0-1.000 metros. Por todo, los 600 euros de diferencia son como para pensárselo, sobre todo si no hacemos mucha ciudad no sacándole partido al Start/Stop como para que compense.

Peugeot 308

Aunque el BlueHDi 120 aún no se vende en España -no tardará mucho- en Francia la marca ya lo comercializa con un sobreprecio de 450 euros frente al HDi 115. No parece mucho dinero, pero es que el HDi de 115 CV y caja de 6 marchas ya resulta muy económico, por lo que el BlueHDi sólo consigue rascar 6 décimas cada 100 kilómetros, lo suficiente para convertirle en el compacto que menos consume del mercado gracias a sus 3,1 l/100 km.

Pero esos 5 CV extras y un par motor algo más elevado sí que repercuten de manera positiva en las prestaciones, resultando medio segundo más rápido en el 0-100 km/h y casi uno en los primeros 1.000 metros. A falta de probarlo y de que la marca mantenga esa diferencia económica en nuestro país, sí que merece la pena el desembolso. Estos coches que son tan ahorrativos en consumo si compramos las gomas via web también podemos ahorrarnos bastante.

Esperamos que te haya gustado este post!!!