Un motor de segunda mano fiable

motoresdesegundamano-eu

La verdad sea dicha que yo en esto de los desguaces no tengo mucha idea, es verdad que alguna vez se me había roto el coche y llevándolo a mi mecánico de confianza siempre me había buscado una buena solución igual a precios un poco elevados pero yo con tal de arreglarlo lo pagaba y ya no preguntaba mucho más. Lo que pasa que en esta ocasión esto es diferente al parecer lo que se me ha roto en el coche ha sido el motor una pieza al parecer no cara carísima que no hay bolsillo que lo pueda resistir, es aquí donde el alma se te viene al suelo y te das cuenta que esta avería desde luego nada tiene que ver con la otra, claro en esta tesitura no sabes muy bien qué hacer, el coche yo lo necesito pero no estoy dispuesta a pagar esa cantidad tan indecente de dinero, es más es que no me llega por mucho que quiera ahorrar.

Mi mecánico me ha hablado de las piezas de segunda mano, en este caso de los motores de desguace lo que pasa que aunque él me dice que son de fiar yo la verdad que no lo tengo muy claro, y es que hablamos de una pieza usada que ya ha estado funcionando en otro coche y la verdad que mucha confianza la verdad que no me da. He estado mirando en internet opiniones de muchos usuarios y la verdad que puedes encontrarlas de todos los tipos, los satisfechos hablan maravillas y los insatisfechos evidentemente no están nada contentos, es por eso que luego dicen que para gustos los colores y en este caso pasa lo mismo.

Eso sí sobre todo las opiniones aconsejan que sea en un desguace autorizado que no nos dejemos influenciar por lo que nos diga un desguace pirata, evidentemente si me pongo a comparar los precios de uno nuevo y uno de segunda mano la verdad que sin más me quedo con el usado. A sí que he estado mirando en varios desguaces homologados a través de un buscador  y la verdad que he encontrado varios muy buenos y con unos precios inmejorables para tratarse de una pieza tan cara, me tiro a la piscina y confío  de verdad en que la calidad que me venden sea de verdad palpable y acabe contenta con el resultado.