Recomendaciones al momento de comprar un casco para moto

Cuando llega la hora de comprar un casco para moto, siempre se presentarán una serie de dudas sobre cuál es el mejor para las necesidades que tenemos. Quizá sea la primera vez que vayas a adquirir uno, o busques reemplazar el que ya tienes por abolladuras o desgaste. También es posible que sencillamente estés en búsqueda de otro que te brinde mayor seguridad, como los cascos integrales que destacan en este aspecto. A continuación conocerás algunos criterios básicos para que tu elección siempre sea la correcta.

Si hablamos de los tipos de cascos disponibles actualmente, nos encontraremos con que existen tres que se distinguen por su popularidad y prestaciones. Los cascos jet, por ejemplo, son abiertos y no ofrecen protección en la parte frontal, dejando al descubierto la cara y barbilla. Pero disponen de una mayor visibilidad para el usuario y son más ventilados. Mientras que los integrales, como mencionamos al principio, son la mejor alternativa si estás en búsqueda de la máxima protección, pues están fabricados en una sola pieza. Los cascos modulares, por otra parte, son una combinación de los dos anteriores, dado que su mentonera es abatible.

Ahora que tienes en claro los distintos tipos de estructuras que se pueden hallar en los casco para moto, solo deberás establecer qué uso le piensas dar. Si lo tuyo es la competición en circuitos o disfrutas alternar entre la pista y carretera, lo más adecuado es que optes por un casco integral. Debe ser ligero, aerodinámico y ofrecer un buen sistema de ventilación. Asimismo, la presencia de un cierre de doble hebilla es altamente recomendable.

En cambio, si pretendes realizar viajes de largas distancias o hacer recorridos tipo touring, tendrás que priorizar la comodidad por sobre otras características. Los modelos que cuentan con varias entradas y salidas de ventilación regulables resultan ideales. Hay algunos que disponen de visores solares integrados o sistemas como el Pinlock, que ayudarán a evitar casos de empañamiento. Tienen que ser cascos prácticos y de fácil mantenimiento, los cuales se puedan limpiar o lavar de ser necesario, para que se conserven en perfecto estado durante todo el trayecto.