Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Atiende tu caldera a tiempo!

No cabe duda de que la caldera es un equipo que tiene una gran importancia dentro de nuestro hogar, siendo de gran utilidad, ya que gracias a ellas podemos contar con un ambiente cálido y agradable dentro de nuestro lugar de residencia. Es gracias a ella que podemos llegar a casa después de un arduo día de trabajo, o después de haber luchado contra el clima inclemente, y disfrutar de un cálido descanso en un ambiente relajado y reconfortante.

Pero como cualquier otro aparato, no tienen una vida útil ilimitada, y nuestra caldera puede sufrir averías o descomponerse debido a su constante funcionamiento, sobre todo si por descuido o alguna otra razón no hemos sabido proveerle del adecuado mantenimiento que nos asegure un óptimo funcionamiento y una mayor durabilidad de toda la instalación de nuestro hogar.

wood-2375744__340

Es por esto que es importante estar atento ante cualquier síntoma que indique que nuestro equipo está necesitando de la visita de un buen servicio técnico de calderas de gas, que la atienda tal cual como atiende un médico a su paciente, revisándola, diagnosticándola y llevando a cabo las acciones necesarias para que vuelva a gozar de “buena salud”.

El primer signo al que debemos estar atentos es a posibles ruidos inusuales en los conductos del sistema. Las calderas y todo el sistema de calefacción en general suelen ser muy silenciosos, por lo que cualquier ruido ajeno a su normal funcionamiento es fiel indicador de que hay algo que ya no anda como debería y necesita ser revisado.

Otro signo evidente es cualquier indicio de goteo en las conexiones, lo que indica que los sellos, válvulas o las uniones necesitan ser reemplazadas. Una baja presión en el sistema también es algo que debe tenerse en cuenta, sobre todo si el problema persiste luego de haber llenado nuevamente el sistema y vemos que la presión no se mantiene.

Junto a estos, muchas son las señales que nos indicarán que algo no anda bien. Aumento en el consumo de gas o energía eléctrica, dependiendo de qué tipo de caldera tengamos, irregularidad en la temperatura ambiente, y cualquier otro signo que se salga de la normalidad serán indicativos de que debemos solicitar de inmediato el apoyo de un equipo especializado en el servicio técnico de calderas.

Recuerde siempre que un buen mantenimiento y una atención oportuna son los que nos garantizarán que nuestra caldera funcione por más tiempo, y siga brindándonos ese cálido y agradable ambiente que tanto deseamos encontrara al llegar a nuestro hogar.